Afal Cartagena lleva veinte años reclamando un local más amplio para los enfermos de alzheimer

La Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer de Cartagena y Comarca, AFAL, ha vuelto a poner sobre la mesa de la alcaldesa cartagenera, Ana Belén Castejón, la necesidad de contar con un local más amplio para atender todos los servicios que se ofrecen en la ciudad a los enfermos de alzheimer.

El gerente de Afal Cartagena y Comarca, Raúl Nieto ha pedido a la regidora que se atienda una demanda que lleva veinte años reivindicándose ” y que ningún alcalde ni consejero autonómico ha atendido en este tiempo” ha lamentado Nieto.

Afal, una asociación sin ánimo de lucro que nació en 1995 ha crecido en los últimos años debido principalmente al incremento en el porcentaje de personas mayores afectadas por enfermedades neurodegenerativas, concretamente el pasado año se contabilizaron cinco mil pacientes afectados por alzheimer solo en Cartagena según la Unidad de Neurología del Área II.

Actualmente Afal ofrece sus servicios en un local de unos ochenta metros cuadrados cedido por el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) en la Alameda de San Antón, donde en un espacio de cuarenta metros, que comparte con otra asociación, realiza las terapias a los pacientes.

Nieto considera que el local “se ha quedado pequeño”  la carencia de espacio ha llevado a la asociación a una situación complicada teniendo que anular las terapias grupales de logopedia por falta de espacio, provocando listas de espera de 40 personas. 

Afal cuenta con unos 220 usuarios en Cartagena, este último año se ha incremento el número de pacientes en un 4,5 por ciento. El gerente de Afal Cartagena y Comarca mantiene que “la demanda de nuestros servicios nos obliga a contar con un espacio entre quinientos y mil metros cuadrados”

Nieto ha criticado “la falta de interés de los políticos” hacia un problema que cada vez es más importante en la sociedad “nos hacemos mayores y necesitamos determinadas terapias para llevar una vida más fácil” algunos tratamientos son imposibles de aplicar en Cartagena por falta de espacio “nosotros no queremos hacer política sino dar servicios de calidad a los pacientes y la falta de visión y de proyectos concretos puede originar una situación alarmante para una determinada población desatendida”.

El gerente de Afal Cartagena y Comarca considera que con unas instalaciones más amplias se podrían ofertar terapias de logopedia y ocupacional, carentes en la actualidad, y servicios de revisión farmacológica y de valoración de casos  para un diagnostico y tratamiento más rápido.

Afal ha diversificado su presencia en la comarca y ofrece servicios en San Javier, Los Alcázares, Torre Pacheco, Fuente Älamo, Mazarrón y La Unión.

Geli Yedra Díaz

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+