LOCALIZADORES PARA ENFERMOS DE ALZHEIMER

Los localizadores son sistemas que permiten saber dónde está la persona afectada cuando sale sola de casa, normalmente se pueden establecer límites geográficos de seguridad de manera que si el paciente sale de esos límites el localizador emite una señal de alarma para avisar al cuidador.

Se trata de unos aparatos útiles en las primeras fases de la enfermedad, cuando la persona aún es independiente en las actividades de la vida diaria y sale a la calle para realizar tareas habituales como pequeñas compras, pasear, visitar a familiares o amigos, etc., pero que, debido al diagnóstico de su enfermedad, ya existe riesgo de que sufra desorientación en algún momento, de esta forma se permite que el enfermo mantenga su autonomía, se reducen los riesgos de perderse y se aumenta la seguridad del cuidador.
Pero no se debe usar en fases moderadas o graves de la enfermedad, ya que en estas fases el enfermo nunca debe salir solo, previniendo así atropellos, accidentes u otras acciones inadecuadas que puede realizar el enfermo.
Estos localizadores constan de un reloj o aparato GPS que tiene que llevar el paciente y de un receptor para el familiar. Existen algunos diseñados especialmente pensando en los enfermos de Alzheimer, discretos y cómodos.
Actualmente existe también una aplicación gratuita para teléfonos móviles tipo smartphone -iPhone y Android- que permite seguir y, eventualmente, localizar a personas con Alzheimer.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0