77.000 € DE PREMIO DE INVESTIGACIÓN DE ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS

El Programa Internacional L’Oréal-Unesco ‘For Women in Science’ ha premiado a cinco investigadoras, una por continente, con 77.853 euros –100.000 dólares– por haber realizado investigaciones dentro de las Ciencias Físicas, que van desde una mejor comprensión del cambio climático al avance en la investigación sobre enfermedades neurodegenerativas.

 

El objetivo de estos galardones, que cumplen 15 años, es hacer de la ciencia una profesión “más accesible” para las mujeres y apoyar a aquellas científicas cuyas investigaciones han impulsado el progreso de la Humanidad.

En esta edición, el jurado internacional ha estado presidido por el premio Nobel de Química en 1999, Ahmed Zewail, y el catedrático de Química y Profesor de Física en el California Institute of Technology, Linus Pauling.

“Estas cinco destacadas científicas han proporcionado al mundo una mejor comprensión sobre el funcionamiento de la naturaleza. Sus investigaciones pioneras han cambiado la forma de pensar en varias áreas de las Ciencias Físicas y han abierto nuevas fronteras en ciencia y tecnología. Además, sus descubrimientos tienen el potencial de transformar nuestra sociedad”, ha explicado la directora general de la Unesco, Irina Bokova.

Las premiadas son: Francisca Nneka Okeke –laureada por África y Estados Árabes–, por su contribución en la comprensión de las variaciones diarias de las corrientes iónicas en la atmósfera superior; Reiko Kuroda –laureada por Asia y la zona del Pacífico–, por descubrir la diferencia entre las moléculas quirales, que tiene amplias aplicaciones sobre enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer; y Pratibha Gai –laureada por Europa–, por conseguir observar las reacciones químicas que se producen en los átomos de la superficie de catalizadoras y, así, ayudar en el desarrollo de nuevos fármacos y fuentes de energía.

Asimismo, Marcia Barbosa –laureada por Latinoamérica– ha sido premiada por su descubrimiento de una anomalía en el agua que podría conllevar una mejor comprensión de cómo ocurren los seísmos y de cómo se repliegan las proteínas, lo que resultaría esencial para el tratamiento de ciertas enfermedades; y Deborah Jin –laureada por Norteamérica–, por ser la primera científica en enfriar las moléculas hasta lograr observar reacciones químicas al ralentí, lo que podría mejorar el conocimiento de los procesos moleculares.

Por último, Devi Stuart-Fox ha recibido la beca especial ‘Tras los pasos de Marie Cure’ por haberse especializado, desde hace diez años, en el papel que juega el color en la comunicación animal. Esta biólogo evolucionista espera que su trabajo pueda algún día ayudar a aclarar cómo el cerebro procesa la información proveniente de los sentidos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0